¿Para qué sirve la kinesiología?

Frecuentemente escuchamos hablar de la kinesiología, en especial en el ámbito deportivo. Incluso es probable que en algún momento hayas utilizado este tipo de tratamiento, que tiene como objetivo principal la recuperación de la movilidad posterior a alguna lesión.

¿Qué es la kinesiología?

La kinesiología es una disciplina médica que estudia el cuerpo y sus movimientos con el objetivo de identificar posibles trastornos y sus distintos orígenes para trabajar en su recuperación a través de varias técnicas o procedimientos abarcando un contexto multidisciplinario según lo requiera el paciente. Su etimología proviene del griego “kinesis”, que significa movimiento, y logos que significa estudio.

Este tipo de terapia suele utilizarse tanto en lesiones menores, como en aquellas más complejas ya sean postquirúrgicas o enfermedades progresivas degenerativas. Su función principal es contrarrestar la sintomatología en los distintos segmentos corporales para recuperar la movilidad y restituir la afectada. Generalmente solemos confundirla con la fisioterapia, y si bien no son lo mismo, estas dos son complementarias. En teoría, la kinesiología trabaja por medio de la fisioterapia en pro de la recuperación de la fuerza y movilidad en un área determinada del cuerpo.

¿Para qué sirve la kinesiología?

Su enfoque va destinado a recuperar el correcto funcionamiento del sistema musculo-esquelético, incluyendo tonicidad muscular, motricidad, biomecánica, coordinación, rango articular, sistema propioceptivo, alcanzando todos los sistemas corporales, como el nervioso, el circulatorio (arterial, venoso y linfático), el vestibular, el cardiorrespiratorio y el digestivo y visceral.

Estos tratamientos suelen realizarse en centros de kinesiología, centros de rehabilitación o clínicas de fisioterapia y trabajan en pacientes con diferentes tipos de afecciones como lesiones, malformaciones corporales hereditarias o congénitas, problemas fisiológicos, problemas psicológicos (tensión, estrés, ansiedad, etc.), rendimiento deportivo o como complemento de tratamientos médicos.

Tipos de kinesiología

La kinesiología cuenta con varias ramas, disciplinas e instrumentos para cumplir su objetivo, estos serán determinados por el kinesiólogo según el diagnóstico del paciente. Algunos de los tipos de kinesiología son:

Fisioterapia: mencionada anteriormente, esta comprende un tratamiento basado en técnicas terapéuticas que pueden incluir factores físicos naturales o artificiales como la luz, el calor, el frio, ejercicios o incluso radiación.
Rehabilitación: la rehabilitación tiene como objetivo recuperar aquellas funciones corporales que han sido deterioradas por una enfermedad o una lesión previa.
Reeducación postural global (RPG): tal como lo dice el nombre, se trata de la aplicación de tratamiento kinesiológico manual con el fin de recuperar la buena postura corporal.
Kinefilaxia: etimológicamente significa “kines” movimiento, “filaxia” prevención, por lo tanto, podemos decir que es el cuidado y mejoramiento del ser por medio del movimiento voluntario.
Osteopatía: La osteopatía es un acercamiento diagnóstico y terapéutico manual a las disfunciones de movilidad articular y tisular en general, en lo que concierne a su participación en la aparición de las enfermedades.
Drenaje linfático: también comprende un tratamiento manual y es generalmente utilizado para fines terapéuticos y estéticos. Consiste en movimientos manuales (parecido a los masajes) que favorecen la circulación de la linfa y reducen la retención de líquidos.
Presoterapia: este es otro tipo de drenaje linfático que se realiza a través de un sistema de compresión mecánico.

Podemos encontrar otros tipos de kinesiología moderna como la acupuntura, la quiropraxia, la estimulación muscular por medio de corrientes, los puntos reflejos nerviosos y circulatorios, el acondicionamiento físico, entre otros.
Hoy en día acceder a este tipo de tratamientos es muy fácil y accesible, ya sea de manera particular o a través de una obra social. Existen varios centros donde podemos atendernos, o centros especializados para algún tipo especifico de tratamiento .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.